Repost domingo, 25 de abril de 2021 El médico tras la verdad

25.04.2021

Debido a la censura al Blog del Doctor Luis Miguel de Benito me dispongo a dejaros por aquí todos los artículos que ha publicado este año 2021 hasta la fecha de su censura, espero que a todo aquel que encuentre este post le sirva de ayuda. 

Alerta deontológica

Se llama Deontología a la parte de la ética que trata de los deberes y principios que afectan a una profesión. Todas las profesiones, por tanto, tienen su deontología, no es algo exclusivamente aplicable a los sanitarios. Los médicos en España debemos estar adscritos a un Colegio de Médicos (hay uno por provincia) para poder ejercer como médicos. La colegiación es, por tanto, un requisito para poder ejercer. Y cada colegio de médicos tiene una comisión de Deontología que vela por el cumplimiento de los "deberes y principios" que debe regir nuestra profesión. No sólo en las relaciones con los pacientes sino en el plano profesional con las empresas (hospitales, aseguradoras,...) o en la relación médico-paciente y entre los colegas entre sí.

Desde hace siglos, a tenor del "corruptio optimi pessima", la estrategia del mal para dañar la naturaleza humana no ha sido destruir las instituciones que velan por su salud sino transmutar sus valores. De este modo, en las comisiones de deontología se van infiltrando elementos que, desde una óptica diferente a la concepción clásica que los médicos teníamos del ser humano, introducen parámetros liberales que anonadan la autoridad no solo del médico sino de la ciencia. En definitiva, para quien no entienda, cada vez se siguen menos los criterios médicos y científicos y proliferan intereses crematísticos y partidistas promovidos por leguleyos puestos a dedo. Lo que está en juego es nuestra concepción del ser humano, lo que es su salud y su vida, lo que ha sido hasta ahora el objeto principal de nuestra disciplina. Las comisiones de deontología están cambiando de manos. Si la ley positiva regula el aborto, la eutanasia o las vacunaciones o la administración de tal o cual medicamento sujeto a prescripción, los costes,... ¿qué pinta el médico en todo esto? ¿Qué valor tiene su opinión? ¿Acaso los médicos que seguimos interesándonos por la salud de nuestros pacientes no tenemos la obligación (ética, sí, deontológica) de alzar la voz frente a estos atropellos? ¿Acaso no hay un deber de exigir que sea el médico quien trate a su paciente y no una aseguradora o "las autoridades sanitarias"?

Hay una alerta deontológica evidente que a mí, como médico sujeto a un Código vigente (no hay problema, si ese es el escollo, se cambiará...) no me queda más remedio que advertir: me da la impresión de que los médicos están dejando de ser médicos. Ojalá alguien me argumente que es una impresión falsa. Por si acaso, verifique sus referencias. He dicho.